Conoce nuestra historia

10583980_1748415125394245_1981579031973534564_n
Explicación entrada

Desde el año 2006, en que tomamos la responsabilidad de ser la última generación con la tarea de preservar lo que para tantas generaciones ha sido su razón de vivir, todo nuestro esfuerzo se ha centrado en rehabilitar y recuperar toda su historia, sus anécdotas, sus vivencias y leyendas, sus alegrías y tristezas y acercarlas a quienes quieran adentrarse en un paseo por una historia particular de esfuerzo y sacrificio por recuperar una de las masías más antiguas de Sant Mateu de Montbui (Bigues) y perteneciente a la tan olvidada Baronía de Montbui.

Nuestro recorrido te sumergirá en un paseo por la historia de 22 generaciones cada una enmarcadas dentro de su contexto histórico particular pero manteniendo la casa como nexo de unión entre generación y generación.

Su entusiasmo, su energíaMr-Hull-088,  su esfuerzo Turismo-ruraly cariño ha llegado hasta nuestros días por diferentes vías. Algunos con mejoras en la estructura y distribución de la casa, otros con sus enseres personales, otros con sus ropas, otros con sus útiles de labranza, otros con sus mejoras en avances tecnológicos para hacer el trabajo más llevadero, otros con su obsesión por el agua y la recogida de las aguas de lluvia, otros con un laborioso trabajo de archivo de documentos tan importantes como certificados de nacimiento o defunción, escrituras, establecimientos, capítulos matrimoniales o  simples pero auténticas cartas entre familiares y amigos. Otros con recetas de como hacer el vino o la ratafia o remedios tan curiosos como “cómo matar las chinches” o “cómo eliminar las hormigas”… Todo forma parte de nuestra historia. Pero una historia que también continuará con nosotros y con cuantos quieran visitarnos y plasmar su experiencia en un libro de visitas tan antiguo como la casa. Un testimonio único y relevante de que nosotros, también, hemos estado aquí.

Duración aproximada 2 horas.
Grupos reducidos máximo 10-15 personas
Turismo rural, cultural, gastronómico y familiar.

No se admiten más comentarios